No es la primera vez que la marca de Corea del Sur, LG, da más que una sorpresa a más de un inocente. Parece ser que LG ha descubierto su mejor estrategia para conseguir nuevos clientes, y esta se basa en asustarlos. Si, asustarlos, parece cómico y sin sentido, pero sin duda es una buena estrategia para conseguir notoriedad gracias a la viralidad de sus vídeos y lo más importante, ofrece una imagen muy simpática de la marca. La duda está en si consigue o no más clientes, pero suponemos que si, ya que después del primer vídeo, han vuelto a realizar otro y es evidente que apuestan muy fuerte por esta estrategia. Cabe decir, que más barata que un anuncio en TV seguro que lo es.
Si hace apenas dos meses, sorprendía en mitad de una entrevista de trabajo con una imagen tenebrosa de que se iba a acabar el mundo, esta vez, se han lucido con una acción del todo simpática y de la que las víctimas tardarán mucho en olvidarla.

Aquí os dejo los dos vídeos que dan testimonio de los sustos que se gastan en el LG.