No somos pocos los que nos apasiona el marketing online y en el primer momento que vemos una gran cantidad de cifras y números nos asustamos. Es una verdad como un templo, pero también una obligación que también nos apasiona y se agradece, ya sea para benefico propio o profesional,  por qué justo despues de asombranos, nos arremangamos la camisa y empezamos a analizar cifra por cifra, de una manera alegre pero angustiada al mismo tiempo, con la incógnita de saber el ROI que ha tenido la campaña. 

A día de hoy y desde hace años la analítica web es primordial para conocer la eficacia de nuestras campañas, pero uno de los problemas más comunes que se cometen al interpretar los datos es valorar más la cantidad que la calidad de nuestras visitas. Por esta razón me gustaría mostraros un claro ejemplo de cómo conocer la calidad de las visitas que tiene nuestra web, y así demostrar que vale más tener menos visitas pero de calidad, que muchas visitas de poca calidad.

Primero de todo, destacar que la calidad se mide mediante las compras, registros o leads conseguidos. En el caso de las compras, lo complicado de los anuncios es conseguir que éstos generen compras y no sólo visitas, por ello vamos a ejemplificar este fenómeno con un posible caso de 2 campañas distintas:

Analítica Web, Marketing Online, Visitas, Tráfico, CPC, Calidad


Con este ejemplo podemos observar que con menos visitas, se puede conseguir mejores resultados; esto es a lo que nos referimos que son visitas de mayor calidad y con ellas se puede generar más beneficio.

Una lectura concisa y a la vez de las más importantes, es que la campaña 1ª si no se mejora, seguirá atrayendo mucho tráfico a la web, pero la tasa de conversión no mejorara lo que esperamos, por lo tanto, estaremos perdiendo dinero con esta campaña. Sin embargo, con la campaña 2ª se puede estar satisfecho, ya que el poco tráfico que genera es de calidad, y se traduce en su alta tasa de conversión. Con menos gasto, estamos obteniendo mayor beneficio que la campaña 1ª.

Estas lecturas  pueden tener muchas interpretaciones, pero la más importante es que si el tráfico no es de calidad, se ha de detectar lo antes posible su motivo. En cambio, si el tráfico es de calidad, podemos estar satisfechos por qué hemos elaborado una campaña exitosa.

Uno de los mejores aliados que puede tener un analista web, son los históricos de resultados, debido a que con ellos se puede conseguir sacar muchas conclusiones sobre el éxito o fracaso de nuestras campañas. El único inconveniente (que nos ha pasado a todos) es que antes de tener un histórico, se han de tener tantos éxitos como fracasos con los resultados de nuestras campañas.










Con la tecnología de Blogger.