Ante la gran competencia en un mercado, la mejor estrategia posible es diferenciarte del resto de competidores. Son muchos los atributos que puede tener un producto en cuestión, y a raíz de ellos es de dónde se ha de diferenciarse  de la competencia, pero no hay que olvidar, que no siempre mediante las características es posible diferenciarse, por ello se ha de recurrir a otras vías como es la de posicionarte en el mercado ya sea con una noticia relacionada con tu marca que tenga mucho bombo y así penetrar lo máximo posible en la gran mayoría de consumidores, o recurrir a ser el pionero en algún cambio tecnológico adelantándote a la competencia.


Siempre que me refiero a la importancia del posicionamiento, me viene a la cabeza el ejemplo que el señor Lluis Bassat mencionó en la primera edición del “Libro Rojo de la Publicidad”, por qué ejemplifica perfectamente el hecho de posicionarte dentro de un sector de mercado. Citaba el ejemplo de los relojes Swatch, los cuáles en su día pasaron por momentos difíciles por la fuerte competencia del mercado oriental. Swatch, decidió en su momento apostar por una ventaja diferencial basada en el posicionamiento del producto, en lugar de inventarla mediante la publicidad; se basó en igualar a la competencia, colocando en el mercado un reloj que combinaba una buena oferta de precio, competitiva con los relojes japoneses, pero que se diferenciaba de ellos mediante un posicionamiento de marca única por su imagen de relojes de calidad suiza y sus originales diseños.
Esta estrategia de posicionamiento aún persiste, y a los relojes Swatch no han hecho más que intentar imitarlos, pero su posicionamiento sigue intacto.



En base a la importancia del posicionamiento de una marca, os quiero explicar un caso que creo es aún más reseñable que el de los relojes que nos brindó el gran profesional publicista Lluis Bassat. Se trata del sector del automóvil, en el que el diseño y la innovación en sus prestaciones es cada día que pasa más competidor. En el caso de la innovación, la pelea de Audi y Mercedes Benz viene ya de hace muchos años, por ello he querido destacar un ejemplo en el que la marca que inventó Carl Benz supo anteponerse a la alta competencia y dentro del sector de los automóviles ecológicos se posicionó de una manera muy eficaz.

Cada semana, son muchos los cambios que generan  las marcas automovilísticas en torno a la innovación. En el mercado de los coches ecológicos, los cuáles aún están por explotar, y sobre todo están intentando por todos los medios conseguir cifras muy mayores de las previsiones que esperaban sus fabricantes en relación a sus ventas, se ha llevado a cabo un ejemplar posicionamiento de marca pionera en los automóviles que funcionan con pilas como combustible. Es el caso de Mercedes Benz, que ha conseguido ser reconocido y se ha posicionado mediante una acción muy notoria, como el pionero en la innovación de los coches que funcionan vía pilas como combustible.


Mercedes Benz, consiguió dicho posicionamiento montando una acción, en la que quiso demostrar a todo el mundo que sus automóviles de la clase B, cuyo combustible son pilas, eran capaces de dar la vuelta al mundo sin ningún problema. Para ello, tomaron la salida 3 vehículos con pilas como combustible desde Stuttgart, y consiguieron pasar por  capitales como París, Barcelona, Madrid, Lisboa, Miami, Los Ángeles, Vancouver, Sidney y países como China, Kazajstan y Rusia, volviendo a Stuttgart tras 125 días de viaje.


Con esta acción que tuvo una repercusión mundial, Mercedes Benz consiguió posicionarse en el mercado de automóviles ecológicos como la primera marca que consigue que 3 de sus coches dan la vuelta al  mundo, y así mostrar que son capaces y están en condiciones de hacer tal hazaña y también demostrar e intentar concienciar más a la sociedad de que los vehículos eléctricos exentos de emisiones directas son el futuro y forman parte de los objetivos de Mercedes Benz.



Con la tecnología de Blogger.