Optimizar una imagen para mejor el SEO de tu web.

El posicionamiento de una Web en los resultados de búsqueda es de vital importancia para que te puedan encontrar en la red. Existe aquella famosa frase de que "si no estás en los primeros resultados de búsqueda, es como si no existieras", y es totalmente cierto.

Los buscadores, ofrecen una serie de posibilidades para poder garantizar la presencia de los primeros resultados; una de ellas es optimizar la Web mediante el código HTML, que podéis conocer los principales pasos en el Artículo que publiqué ya anteriormente, pero otra de las posibilidades que ofrecen los buscadores, y que tiene igual de importancia, es la de optimizar imágenes, vídeos o otro tipo de contenido que aparece en la web, para que de así los buscadores las tengan en cuenta, para poder incluirlas en su más que característicos algoritmos.

Antes de nada, quería decir que para ser más conciso y no repetir tanto las palabras, me ceñiré a nombrar sólo imágenes, pero es también es válido para vídeo o otros tipos de contenido.
Se trata de adjuntar una información en forma de descripción, por medio de atributos HTML a dichas imágenes, la cuál los buscadores detectarán, y podrán almacenar para posteriormente interpretarlas.

Lo primero que habrá que hacer es pensar en una de breve y exacta descripción de la imagen, a poder ser con alguna palabra clave y guardarla con el nuevo nombre. Deberá de ser corto, sin excederse, y separado por guiones. Os pongo un ejemplo con la infomación ampliada: Si tenemos una web cuyo contenido es el Running, y queremos incluir una imagen de un pulsometro de la marca Polar cuyo modelo es el RS100, la podremos guardar asi: "pulsometro-polar-rs100.jpg". De esta manera si alguien lo quiere comprar y lo busca en Google con la opción de imágenes, escribiendo: "Pulsometro Polar RS100", el buscador mostrará esta imagen el los resultados, y crecerán mucho las opciones de generar tráfico a tu web, y con suerte crear conversiones para tu negocio.

pulsometro running rs100
                                                           "pulsometro-polar-rs100.jpg"

Leer más »



El Marketing no es mentira


Gracias a un interesante artículo de Gem Romero en el Blogdel Grupo Bassat Ogilvy, me pude sentir totalmente identificado con esta pregunta. Hacía ya mucho tiempo que la rabia me comía por dentro cuando escuchaba la frase de “esto es Marketing” cuando se quería expresar que algo era “mentira o falso”.

Es una situación que con el paso del tiempo más he deseado evitar, ya que me indigna que no se entienda bien el significado de Marketing, y se malinterprete para referirse a una mentira.
Una vez me pude dar cuenta que no era el único que sentía dicha impotencia, empecé a darle vueltas al asunto y conseguí varias conclusiones.

La primera de ellas, es que en parte, el consumidor que interpreta el Marketing para referirse a una mentira, tiene algo de razón, ya que no todos los impactos que se tienen, son del todo ciertos. Sí, es verdad, no se cumple la veracidad al 100% en muchos de ellos, y se quiere transmitir algún beneficio que no del todo se cumple.

Por esta razón, todo los que nos dedicamos al Marketing, deberíamos (que creo que en general todos lo somos) ser conscientes de esta verdad, no todo lo que comunicamos es verdad. Esto, como no, tiene un “Pero”, y es muy importante, ya que gracias a todos esos impactos en los que no se miente, se está consiguiendo un umbral de veracidad muy alto, y lo más importante, cuando mayor sea ese umbral, será síntoma de que los anuncios son de más calidad, ya que pienso que cuando más veraz es la información, mejor será la creatividad empleada y con ello, mayor posibilidad de un alto porcentaje en el ROI de la comunicación que hayamos empleado.

Por ello, con el paso del tiempo, éste fenómeno tendrá su cura, pero sólo depende de nosotros, profesionales que nos dedicamos al Marketing. La solución está en nuestras manos, y cuando más veraz sean nuestras piezas publicitarias, mayor credibilidad conseguiremos, tanto nuestro sector como la misma marca que anunciemos


Desde este Blog se quiere hacer un llamamiento a todos los profesionales del Marketing, para conseguir que la sociedad deje de decir la frase “es Marketing” cuando se quiera referir a una mentira o falsedad.




No somos pocos los que nos apasiona el marketing online y en el primer momento que vemos una gran cantidad de cifras y números nos asustamos. Es una verdad como un templo, pero también una obligación que también nos apasiona y se agradece, ya sea para benefico propio o profesional,  por qué justo despues de asombranos, nos arremangamos la camisa y empezamos a analizar cifra por cifra, de una manera alegre pero angustiada al mismo tiempo, con la incógnita de saber el ROI que ha tenido la campaña. 

A día de hoy y desde hace años la analítica web es primordial para conocer la eficacia de nuestras campañas, pero uno de los problemas más comunes que se cometen al interpretar los datos es valorar más la cantidad que la calidad de nuestras visitas. Por esta razón me gustaría mostraros un claro ejemplo de cómo conocer la calidad de las visitas que tiene nuestra web, y así demostrar que vale más tener menos visitas pero de calidad, que muchas visitas de poca calidad.

Primero de todo, destacar que la calidad se mide mediante las compras, registros o leads conseguidos. En el caso de las compras, lo complicado de los anuncios es conseguir que éstos generen compras y no sólo visitas, por ello vamos a ejemplificar este fenómeno con un posible caso de 2 campañas distintas:

Analítica Web, Marketing Online, Visitas, Tráfico, CPC, Calidad


Con este ejemplo podemos observar que con menos visitas, se puede conseguir mejores resultados; esto es a lo que nos referimos que son visitas de mayor calidad y con ellas se puede generar más beneficio.

Una lectura concisa y a la vez de las más importantes, es que la campaña 1ª si no se mejora, seguirá atrayendo mucho tráfico a la web, pero la tasa de conversión no mejorara lo que esperamos, por lo tanto, estaremos perdiendo dinero con esta campaña. Sin embargo, con la campaña 2ª se puede estar satisfecho, ya que el poco tráfico que genera es de calidad, y se traduce en su alta tasa de conversión. Con menos gasto, estamos obteniendo mayor beneficio que la campaña 1ª.

Estas lecturas  pueden tener muchas interpretaciones, pero la más importante es que si el tráfico no es de calidad, se ha de detectar lo antes posible su motivo. En cambio, si el tráfico es de calidad, podemos estar satisfechos por qué hemos elaborado una campaña exitosa.

Uno de los mejores aliados que puede tener un analista web, son los históricos de resultados, debido a que con ellos se puede conseguir sacar muchas conclusiones sobre el éxito o fracaso de nuestras campañas. El único inconveniente (que nos ha pasado a todos) es que antes de tener un histórico, se han de tener tantos éxitos como fracasos con los resultados de nuestras campañas.










Con la tecnología de Blogger.